Cardo, Cardos, Cardillos, Capacaballo, Alcaucil silvestre, Cardo de Castilla, Cardo de comer, Cardo penquero, Cardo de huerta

Cynara cardunculus


Cardo, Cardos, Cardillos, Capacaballo, Alcaucil silvestre, Cardo de Castilla, Cardo de comer, Cardo penquero, Cardo de huerta Cardo, Cardos, Cardillos, Capacaballo, Alcaucil silvestre, Cardo de Castilla, Cardo de comer, Cardo penquero, Cardo de huerta
Foto de Cardo, Cardos, Cardillos, Capacaballo, Alcaucil silvestre, Cardo de Castilla, Cardo de comer, Cardo penquero, Cardo de huerta - http://www.lindbloms.se/ - http://www.regione.piemonte.it/
Fuente: INFOAGRO.COM



Nombre común o vulgar: Cardo, Cardos, Cardillos, Capacaballo, Alcaucil silvestre, Cardo de Castilla, Cardo de comer, Cardo penquero, Cardo de huerta

Nombre científico o latino: Cynara cardunculus

Familia: Asteraceae.

Origen: Región mediterránea.

El cardo es una planta herbácea perenne, aunque se cultiva como anual.

Planta muy afín a la alcachofa.

Puede alcanzar cerca de 2 m de altura.

Tallo muy grande, erguido y densamente cubierto de hojas espinosas y lanceoladas.

Las hojas son lisas en la cara superior, volviéndose tomentosas en la cara inferior.

Los pecíolos son gruesos y carnosos, y se prolongan a lo largo de la lámina en una nervadura central muy desarrollada.

Se aprovechan los pecíolos o pencas cocidas de las hojas.

Estos pecíolos son espinosos, por lo que hay que limpiarlos.

Variedades de cardo:

- Lleno de España.
- Blanco mejorado.
- Puvis.

Usos culinarios:

El cardo se ha utilizado en la alimentación humana desde hace mucho tiempo y según algunos resulta incluso más sabroso que la propia alcachofa, de la cual es pariente próximo.

Es un alimento muy agradecido, capaz de adquirir el sabor que se le quiera dar.
Según la leyenda, Enrique VIII era un gran apasionado del cardo, hasta tal punto que lo degustaba a todas horas, con una pasión desproporcionada.

Otra agradable manera de ingerir esta planta es en forma de bebidas amargas y licores.

Decocción: por cada taza se emplea una cucharada grande de hojas de cardo desecadas y troceadas. Se mantiene el agua hirviendo durante 10 minutos. La dosis es de 2 ó 3 tazas al día, después de las comidas.

Los pecíolos blanqueados son más crocantes, tiernos y presentan un sabor menos amargo.

Se preparan crudos como ensalada o en guisos y se les aprecia por su reconocido poder de facilitar la digestión, a pesar que, nutritivamente, son sólo destacables por su alto contenido de agua, inulina y algunos minerales (Calcio e Hierro).

CULTIVO DEL CARDO

Temperaturas:

Como plántula es sensible a las heladas, pero con 4 hojas puede aguantar temperaturas inferiores a -5º C.

Siembra:

En el caso de que la siembra se realice en otoño, debe hacerse tan pronto como sea posible para que la roseta de hojas se forme antes de la llegada del frío de invierno.

La siembra de primavera se aconseja en las zonas en que las primeras heladas de otoño se producen muy pronto.

De esta manera, la planta se aprovecha del agua de primavera para nacer, alcanzando el verano en estado de roseta y continuar el crecimiento en otoño, finalizando el ciclo en el verano siguiente.

La separación entre líneas debe ser entre 75 y 80 cm, la separación entre semillas entre 5 y 10 cm y la profundidad de la siembra debe estar entre 2 y 4 cm.

Tras la siembra, es conveniente un pase de rulo para apretar la tierra contra la semilla y enterrar las piedras que pudieran molestar para la recolección.

Riego:

Gracias a su potente sistema radicular necesita poco riego.

Tolera mal el encharcamiento, requiere suelos ligeros y profundos, de naturaleza caliza.

Malas hierbas:

Eliminar malezas es muy importante durante el primer año, puesto que al principio existe bastante terreno no ocupado por el cultivo.

A medida que se desarrollan las hojas de la roseta, el cultivo va cerrando el terreno y las malas hierbas se van quedando sin espacio.

Labores:

También durante el primer año hay que dar dos pases de cultivador cruzados, con la finalidad de eliminar las malas hierbas de las calles y las plantas de Cardo sobrantes.

Plagas y enfermedades:

En general, las plagas que afectan a este cultivo son las mismas que las de las alcachofas.

Además, al ser un cultivo perenne, pueden llegar a abundar caracoles y babosas, especialmente en los sitios húmedos.

El topillo, especie de roedor, tiene especial avidez por las raíces del Cardo dado su alto contenido en azúcar, llegando a constituir un serio peligro.

Las enfermedades causadas por hongos no son importantes (Mildiu, Oidio y Viruela de las hojas).

Después de cada cosecha hay que dar un abonado de restitución.


.: Lista de fichas de hortalizas y verduras :.






Ficha de Cardo, Cardos, Cardillos, Capacaballo, Alcaucil silvestre, Cardo de Castilla, Cardo de comer, Cardo penquero, Cardo de huerta en Infojardín.