Dalia, Dalias cactus, Dalias pompón

Dahlia spp.


Dalia, Dalias cactus, Dalias pompón

Dalia, Dalias cactus, Dalias pompón

Dalia, Dalias cactus, Dalias pompón

Dalia, Dalias cactus, Dalias pompón
Foto de Dalia, Dalias cactus, Dalias pompón - http:// www.bobshowto.com/ - http://www.sapporo-park.or.jp/



- Nombre científico o latino: Dahlia spp.

- Nombre común o vulgar: Dalia, Dalias cactus, Dalias pompón

- Familia: Compositae (Compuestas).

- Origen: México.

- Etimología: el nombre del género "dahlia" le fue dado en honor al botánico Andreas Dahl, discípulo de Linneo.

- Plantas herbáceas perennes con raíces tuberosas.

- El tamaño de la planta puede variar desde los pocos centímetros hasta más de un metro de altura.

- Hojas opuestas y compuestas.

- Flores reunidas en cabezuelas bastante grandes, sencillas, dobles o semidobles, de extrañas formas y presentando espléndidos colorea.

- Época de floración: la Dalia puede florecer desde el principio del verano hasta casi finales del otoño, pero siempre que no haga mucho calor, porque si así fuera, la planta dejaría de producir flores y no volvería a tenerlas hasta que las temperaturas bajaran.

- En climas calurosos puede pasar el verano sin flor y producirlas al llegar el otoño.

- Las dalias comprenden un gran número de razas y de variedades. En la actualidad existen unos 20.000 cultivares reconocidos en el Registro Internacional de las Dalias.

- Los grupos ornamentales más representativos son:

  • Dalias cactus mini.
  • Dalias cactus.
  • Dalias decorativas mini.
  • Dalias decorativas.
  • Dalias pom-pom.
- Hay variedades actuales que son muy apreciadas por su aroma.

- Luz: a pleno sol. Las dalias necesitan mucho sol.

- Prefieren lugares protegidos del viento.

- Si el clima es de temer heladas tardías, plantar en macetas y colocarlas en un lugar cálido.

- Cuando hayan pasado las heladas o a la llegada del verano, plantarlos en el jardín, extrayéndolo de la maceta con mucho cuidado, sin dañar los brotes.

- Si empezaran a caer heladas, conviene desenterrar la planta esté como esté y dar por concluida la temporada, si no se hiciera así la planta podría morir como consecuencia del frío.

- Plantar en primavera.

- Para que sus dalias alcancen un tamaño mayor, ha de plantarlas a cierta profundidad: de 10 a 12 cm para las variedades más fuertes y a 8 cm para las más pequeñas.

- Si se plantan a demasiada profundidad, se marchitan y florecen poco, mientras que las que se plantan demasiado cerca de la superficie, se secarán.

- Como tienen una zona en la que se ven las raíces, ésta parte hacia abajo.

- La distancia entre plantas variará desde 20 cm las mas pequeñas hasta 50 cm las que pasan del metro de altura.

- El suelo debe estar bien abonado y drenado para que el agua no se estanque y conserve la humedad.

- Junto al tubérculo se pone el tutor destinado a sostener la futura planta (si es una variedad enana no hace falta). A medida que va creciendo, el tallo se va sujetando al tutor. Además, hay que ir despuntando el tallo para obligarlo a ramificar.

- Es preferible poner la guía en el momento de la plantación porque hay menos riesgo de dañar a las raíces.

- Durante el tiempo de floración la planta necesita más alimento y más agua.

- Riego: durante los primeros meses de la plantación, los riegos deberán ser moderados, evitando que los raíces tuberosas se encharquen. Después se regará más.

- Hay que aumentar el riego en cuanto aparecen los capullos a días alternos y, durante el calor fuerte, regar en abundancia.

- Abonado: abonar antes del cultivo, la mejor época es el invierno que es el momento en que pierde las hojas.

- Echar en el agua del riego un abono para plantas de flor.

- Puedes conseguir unas flores más fuertes y hermosas si, cuando empiezan a salir los primeros brotes del suelo, cortas unos cuantos y te quedas solamente con los principales.

- Estos primeros brotes que aparecen en primavera también los puedes usar como esquejes, cortando los más bajos cuando alcancen unos 8 o 9 centímetros de altura.

- Para que las flores tengan un buen tamaño hay que desbotonar los brotes florales que salgan por debajo de la flor principal.

- Hay que cortar las flores marchitas para que salgan más.

- Cuando a finales del otoño los tallos y hojas se marchiten, se les corta la parte aérea, se les desentierra, se colocan en un lugar para que se sequen y luego los guardamos en un lugar oscuro, fresco y seco, para que pasen el invierno.

- Es conveniente antes de guardar los tubérculos, limpiarlos bien para que no quede tierra.

- Con la llegada de los fríos invernales, el follaje se vuelve rojizo, y se deben sacar los raíces tuberosas para que pasen el invierno entre turba o paja en un lugar sombrío y fresco de la casa. Aunque el año siguiente tendrá un floración de menor calidad.

- Se puede seguir cultivándolo durante 3 ó 4 años más a pesar de todo.

- Multiplicación: por semillas, esquejes o división de los tubérculos.

- El medio más frecuente es por separación de los distintos tubérculos a principios de primavera; sin embargo, el más aconsejable es por esqueje en verano.

- Por semillas, se siembra en invierno-primavera. Germinación en 10-14 días a 20ºC. Mantener la temperatura del plantel constante durante la germinación.

- Plagas y enfermedades de DALIA (Dahlia spp.).

- ENFERMEDADES DE DALIA

- FUSARIUM, VERTICILLIUM.

- Estos hongos que viven en la tierra, pueden infectar las raíces. Obstruyen los vasos conductores de savia, especialmente en el cuello y la planta puede morir. El síntoma en plantas enfermas es un rápido decaimiento seguido de marchitez, desecación y muerte.

- Prevenirlos no regando en exceso y no plantando año tras año lo mismo en el mismo lugar, ya que el patógeno permanece en el suelo.

- OIDIO.

- Este hongo Erysiphe spp. no suele tener importancia en las plantas ya desarrolladas, pero en los planteles donde las plantitas están muy juntas puede ocasionar graves daños.

- MOHO GRIS.

- Durante el mal tiempo, puede desarrollarse el hongo Botrytis cinerea, que invade los brotes tiernos y yemas de flor, recubriéndolos de su característico moho gris. Estas zonas atacadas se reblandecen y acaban por morir.

- Elminar lo afectado y tratar con fungicida antibotritis.

- BACTERIOSIS.

- Las plantas invadidas por la bacteria Pseudomonas solanacearum se marchitan rápidamente a causa de la obstrucción de los vasos conductores de savia. Sólo cabe eliminar las plantas enfermas porque no tiene cura ni tratamiento químico.

- VIROSIS.

- Se manifiesta en las hojas bajo formas diversas, una de las cuales, la más común, es el típico mosaico, o sea, hojas salpicadas de manchas amarillas irregulares.

- Los virus son transmitidos principalmente por pulgones y otros insectos chupadores.

- Eliminar las plantas infectadas y controlar a los pulgones que son los que trasmiten el virus de una planta a otra.

- CARBÓN BLANCO (Entyloma dahliae).

- Esta enfermedad provoca manchas circulares sobre las hojas (hasta 1 cm de diámetro), redondas, elípticas o angulares en los híbridos de dalia. Las manchas cambian de color desde el pálido hasta el pardo cuando maduran.

- Control.

- Retirada de las plantas enfermas del área de cultivo.

- Ampliar el espaciamiento de las macetas de dalia.

- Realizar tratamientos con Maneb y Captan.

- MARCHITEZ (Fusarium sp.).

- La planta afectada por esta enfermedad no se desarrolla, pierde calidad y muere. Los síntomas comienzan por un cambio de coloración de las hojas más viejas. Los tejidos internos se tornan de color café rojizo, daño que se extiende hacia la parte superior de la planta.

- Esta enfermedad se disemina rápidamente en el invernadero por los movimientos de suelo, plantas, esquejes, tubérculos, agua de riego y rastrojos de plantas enfermas.

- Control.

- Es lento y costoso, pues el hongo produce estructuras de resistencia que permanecen en el suelo por mucho tiempo.

- Uso de semilla y material vegetal sano.

- Recolección de todas las plantas infectadas.

- Adecuado manejo del riego.

- BACTERIOSIS

- Agrobacterium tumefaciens, produce tumores en los tubérculos.

- Corynebacterium fascians, produce agallas en las hojas.

- Erwinia chrysanthemi, es la bacteria más peligrosa y produce podredumbre de los tubérculos.

- Puede conducir en los cultivares sensibles hasta un 80% de pérdidas durante el período de multiplicación en invernadero.

- Control.

- Desechar las plantas afectadas.

- Desinfección de las herramientas de trabajo y las manos después de haber manipulado las plantas enfermas.

- Mantener el follaje seco y evitar heridas.

- VIRUS DEL MOSAICO DEL PEPINO (CMV).

- Numerosos cultivos florales muestran espectaculares síntomas cuando son infectados por CMV, pues este virus está distribuido a nivel mundial y cuenta con numerosos áfidos vectores que le hacen ser el más polífago de los fitovirus.

- En el caso de la dalia provoca un mosaico internervial.

- Control.

- Se debe proceder a la extracción de las plantas que presenten los primeros síntomas y la eliminación de las malas hierbas dentro y fuera del invernadero.

- VIRUS DEL MOSAICO DE LA DALIA (DMV).

- Los síntomas que produce este virus varía en función de los cultivares y el periodo considerado.

- Se pueden observar modificaciones en la pigmentación a nivel de las nerviaciones, aclaramientos de color amarillo brillante y marcas de color verde oscuro en las nerviaciones.

- Las hojas se desarrollan de forma irregular y asimétrica y se retuercen.

- También puede reducirse el crecimiento de los entrenudos, dando a la planta un aspecto enano.

- Este virus es transmitido por pulgones.

- Control.

- Eliminar las plantas infectadas para evitar el contagio a las demás por parte de los pulgones.

- Realizar tratamientos químicos para el control de los áfidos vectores.

- Realizar controles visuales y test de ELISA.

- PLAGAS DE DALIA.

- PULGONES.

- Las ninfas y los adultos chupan la savia, causando un daño que puede ir desde el amarillamiento de las hojas y debilitamiento, hasta la muerte de las plantas.

- Más importante que el daño directo por succionamiento de la savia se presenta el daño indirecto, invisible en el momento de la infección, por transmisión de virus.

- Se darán tratamientos cuando se aprecie el inicio de los ataques.

- MOSQUITO VERDE.

- Empoasca lybica y otras. Acribillan las hojas de picaduras y las hacen amarillear.

- ARAÑA ROJA.

- El ácaro Tetranychus urticae produce abolladuras y desecación en hojas.

- LARVAS MINADORAS.

- La mosquita Phytomyza atricornis.

- ORUGAS NOCTURNAS COMO PLUSIA.

- TALADRO DEL TALLO.

- El Taladro del maíz puede atacar eventualmente a las Dalias, ocasionando la marchitez de sus tallos, hojas y flores.

- Las mariposas aparecen en primavera y hacen las puesta sobre las hojas, momento oportuno para pulverizar las plantas con lindano para matar las oruguitas recién nacidas antes de que penetren en el tallo.

- En abril o mayo se harán 2 tratamientos y otros 2 hacia el mes de agosto, al aparecer la 2ª generación (fechas para el Hemisferio Norte).

- TRIPS.

- Originan daños con sus picaduras, especialmente en las flores, cuyos pétalos aparecen marchitos y con pequeñas manchas.

- TIJERETAS.

- Roen los pétalos, así como las hojas.

- Capturarlas poniendo al pie de la planta una maceta invertida para que se refugien allí.

- GUSANOS BLANCOS Y DE ALAMBRE.

- Atacan las raíces tuberosas.

- NEMATODOS.

- Los del género Meloidogyne forman nudosidades en las raíces que debilita la planta.

- CARACOLES Y BABOSAS.

- En climas húmedos o en invernaderos pueden producir daños. Vigilar que no se le acerquen las babosas y los caracoles o se comerán todos los brotes jóvenes.

- Se combaten con cebos y captura manual al anochecer con linterna.

Más información en temas del Archivo del Foro:

Dalia


.: Lista de fichas de bulbosas :.






Ficha de Dalia, Dalias cactus, Dalias pompón en Infojardín.