Albaricoquero japonés

Prunus mume


Bonsai - Albaricoquero japonés

Bonsai - Albaricoquero japonés
Foto del bonsai Albaricoquero japonés - http://www.bonsai-lind.de/ - http://www.bonsai-wbff.org/



- Nombre científico o latino: Prunus mume

- Nombre común o vulgar: Albaricoquero japonés

- Familia:

- Rosaceae (Rosáceas).

- Origen:

- Sur de Japón y extendido en China.

- El Albaricoquero japonés posee bellas flores blancas o rosas deliciosamente perfumadas.

- Florece muy tempranamente, antes de que aparezcan las hojas.

- Follaje ovalado, dentado y caduco.

- Estilos:

- Bueno para todos los estilos, menos el erecto formal y el de escoba.

- Luz:

- Evitar las exposiciones prolongadas al sol.

- Temperaturas:

- Resiste el frío, pero en invierno debe protegerse de las heladas fuertes en invernadero frío, particularmente por sus raíces y ramas finas.

- Riego:

- Exigente en cuanto a humedad. Regar todos los días en la estación de crecimiento y escaso en invierno.

- Por falta de riego caen yemas y flores.

- Abonado:

- Cada 20 días desde primavera a otoño.

- Nunca debemos abonar un árbol trasplantado, hay que esperar a que brote.

- Poda:

- La época más adecuada para podar el albaricoquero japonés es después de la floración.

- Los nuevos brotes se acortarán durante la época de actividad, antes de que se endurezcan.

- Pinzado de brotes dejando unas 2 hojas en cuanto se hayan desarrollado 3 ó 4 grupos de ellas.

- Hay que tener en cuenta que la forma de podar puede ser determinante para que florezca o no al año siguiente.

- Normalmente, hacia finales del otoño se pueden apreciar ya las yemas que serán de flor, tanto en las ramas de dos años o más como en las ramas del último año.

- No obstante, durante los primeros años de modelado (3 a 5 años) merece la pena olvidarse de la floración con objeto de conseguir una buena ramificación que nos recompensará con una mayor abundancia en el futuro.

- Podar las ramas no deseadas y retirar las flores que se vayan marchitando.

- Alambrado:

- la colocación de ramas mediante el alambrado puede realizarse entre la primavera y el otoño, con cuidado de no dañar ni la corteza, muy delicada, ni las ramas debido a su fragilidad, por lo que en ocasiones conviene protegerlas con rafia.

- Siempre que sea factible es preferible recurrir a otros procedimientos (tirantes, pesos, etc.) para modelar la copa.

- Trasplante:

- Cada 1 ó 2 años, después de la floración y antes de que abran las yemas de las hojas.

- Durante el trasplante conviene quitar raíces podridas, eliminar toda la tierra vieja y podar las raíces, especialmente la raíz principal, pero sin cortar demasiadas raíces finas.

- Usar un substrato a base de 80% de mantillo y 20% de arena de grano grueso o material equivalente (tierra volcánica, etc.).

- Después del trasplante situar 2 meses en un lugar muy bien iluminado pero evitando las exposición directa al sol.

- Plagas:

- Araña roja, barrenillos, orugas y cochinilla.

- Enfermedades:

- Oidio y roya.

- La Gomosis es un trastorno fisiológicos motivado por muchas causas. Se aprecia salida goma tipo miel por la corteza.

- Multiplicación:

- El Albaricoquero japonés admite todos los métodos de propagación.

- Por esquejes de madera dura a finales de invierno.

- Por esquejes de tallo joven desde principio a finales del otoño. Los esquejes de tallo joven enraízan mejor con calor de fondo (20ºC).

- Por acodo en verano.

- Por injerto en invierno o primavera.

- Por semillas desde mediados de otoño a finales del invierno. Las semillas deben ser separadas de la pulpa, limpiadas y estratificadas en la nevera (cajón de las verduras, a 4ºC) para mejorar el éxito de la germinación.


.: Lista de fichas de bonsais :.






Ficha de Bonsai: Albaricoquero japonés en Infojardín.