Camelia, Camelio común

Camellia japonica


Camelia, Camelio común

Camelia, Camelio común
Foto de Camelia, Camelio común - http://www.mueko.ch/ (flores) - http://www.gartencenter-shop24.de/



- Nombre científico o latino: Camellia japonica

- Nombre común o vulgar: Camelia, Camelio común

- Familia: Teaceae.

- Origen: Asia oriental, China, Japón, Indochina y varias islas de esa zona.

- Esta planta llegó a Europa desde Oriente (Japón y Corea, fundamentalmente) de la mano de los jesuitas.

- En la Península Ibérica no se conocen hasta el siglo XVIII y, no es hasta la segunda mitad del siglo XIX cuando comienza a mencionarse en escritos y a divulgarse a través de las diferentes Exposiciones que se organizan.

- Etimología: el nombre del género proviene de un padre jesuita, que vivió en el siglo XVII, Camellus.

- Arbusto o árbol perennifolio.

- Crecimiento lento.

- Arbusto excepcional por su floración otoñal, invernal o primaveral.

- Flores: Las flores son solitarias, aparecen en el ápice de cada rama, y son con una corola simple o doble, y comprendiendo varios colores. Suelen medir unos 7-12 cm de diàmetro y tienen 5 sépalos y 5 pétalos. Estambres numerosos unidos en la mitad o en 2/3 de su longitud.

- El color de sus flores va del blanco al rojo, simples, dobles o bicolores.

- Las camelias carecen de fragancia.

- Hojas: hojas persistentes, coriáceas, brevemente pecioladas, con bordes dentados , terminando en punta, alternas y de color verde oscuro reluciente y vivo con el envés más pálido.

- Existen más de 3.000 variedades diferentes de la Camellia japonica, número que cada año va en aumento con la aparición de otras nuevas.

- Camellia sasanqua es una especie similar a la Camellia japonica, se diferencia de ella por su floración más temprana que se sitúa en torno al otoño y principios de invierno.

- El aceite proveniente de sus semillas se deshidrata muy poco y retiene la humedad; por esta razón, se utilizó como acondicionador del cabello y en los tratamientos de la piel, para prevenir las asperezas.

- Sus excelentes propiedades antioxidantes lo hacían ideal para cocinar.

- De sus semillas se extrae un aceite que utilizan las japonesas para teñir sus cabellos.

- Símbolo de longevidad, lazo de amor, feliz matrimonio, fortuna, victoria y felicidad.

- Las camelias son plantas muy vistosas durante todo el año.

- Se utilizan en jardines como elementos individuales o setos.

- También se pueden cultivar en macetones y para flor cortada.

- Luz: comúnmente a semisombra, pero a veces pueden exponerse a pleno sol a condición de rociar frecuentemente las hojas y de que no falte la humedad atmosférica.

- Protegerla del sol directo con tela media sombra para que las hojas no se vuelvan pardas y pierdan su bonito color verde.

- Hay que cuidarla del calor fuerte, a no ser que a las hojas no les falte humedad atmosférica.

- Cuidado con los vientos frios y las heladas, pueden dañar los capullos, lo mejor es plantarlo al abrigo de un muro.

- La perjudican las heladas tardías que pueden afectar a sus hojas.

- En climas con temperaturas inferiores frecuentes a -5ºC no sobreviven.

- Gusta de un ambiente húmedo.

- Suelo ácido, poroso y con gran cantidad de materia orgánica como puede ser el mantillo de castaño, la turba o el compost de brezo.

- Nunca las plante en suelo calcáreo.

- No se adapta a suelos calcáreos.

- Se recomienda un buen drenaje.

- No tolera las sales.

- Riego: necesita un riego constante durante el verano y en invierno el riego será moderado ya que bastará con rociar la planta de manera habitual.

- Hay que evitar el riego con agua demasiado calcárea.

- Abono: debemos abonar después de la floración y despunte, cuando ya se aprecia la yema floral en el ápice de cada rama.

- También es muy recomendable que, cada cierto tiempo, le añadamos sulfato de hierro, o mejor, quelatos de hierro o algún abono "ácido" especial para camelias o plantas acidófilas como hortensia, gardenia, brezos, etc..

- Fertilícelas sólo en primavera o verano, con pequeñas dosis de abono ácido, para no producir toxicidad por exceso de urea.

- Es un error grave alimentarla en una época incorrecta.

- Poda de Camelia.

- Poda de Limpieza.

- Elimina los siguientes elementos indeseables, preferiblemente en invierno:

- Ramas muertas, secas o enfermas.

- Tocones secos (trozos de ramas que no tiene brotes y están secos).

- Rebrotes que hayan podido surgir desde la misma raíz (se les llaman sierpes).

- Rebrotes del pie del arbusto que sean débiles o mal situados y no nos interese que se desarrollen como rama del arbusto.

- Ramas cruzadas, mal orientadas o que enmarañan el arbusto.

- Se aclara el arbusto.

- Ramas que sobresalen mucho del arbusto por su exceso de vigor (se le llaman chupones).

- No conviene dejar madurar sus flores a frutos porque que le quita fuerza.

- Si es necesario, corrige la asimetría para mejorar la apariencia, por ejemplo, si está la copa descompensada.

- Poda de Floración.

- No podes a la Camelia cuando tenga capullos.

- Despunta todos los ramos inmediatamente después de la floración, en primavera, a pulgares cortos de 2 ó 3 yemas laterales, es decir, cortando justo por encima de la segunda o tercera yema contada desde la inserción del brote. De estas yemas surgirán brotes que al año siguiente darán en la punta de los nuevos ramos una flor.

- Si quieres flores más grandes aunque en menor cantidad, donde veas muchos capullos juntos por rama o brote, deja uno solo, retirándolos hacia el mes de noviembre (Hemisferio Norte).

- Plagas y enfermedades de la Camelia:

- ENFERMEDADES.

- Moteado de las hojas.

- Está producida por el hongo Phyllosticta camelliae. Aparte de la recogida y quema de las hojas enfermas, puede recurrirse a tratamientos fungicidas o a espolvoreo con azufre.

- Manchas plateadas.

- Son manchas que dan un aspecto plateado al haz. Se distinguen puntitos negros, correspondientes a los picniidos del hongo causante (Pestalozzia guepini). Además de recoger y quemar las hojas caídas, puede protegerse las demás con fungicida.

- Agallas foliares.

- Las hojas nuevas de los brotes quedan engrosadas y deformadas por el hongo Exobasidium camelliae.

- Las hojas toman un color blanco-rosáceo y consistencia casi cérea. Arrancar y destruir las hojas enfermas. También se consideran eficaces pulverizaciones con Zineb cuando están próximas a brotar las hojas.

- Negrilla.

- Combatir Cochinillas y Pulgones para que no aparezca el hongo Negrilla.

- Manchas en las flores.

- Manchas en los pétalos por el hongo Ovulinia azaleae. Puede ser también debido a la infección por Sclerotinia sclerotiorum que llegan desde la tierra las esporas de este hongo hasta las flores.

- Bacteriosis.

- Manchas amarillas sobre las hojas. En las flores los pétalos amarillean y se secan. Los pedúnculos se ven ennegrecidos.

- Virosis.

- Hojas y flores variegadas. Probablemente sea la enfermedad que otros autores atribuyen a bacteriosis.

- Chancros de la corteza.

- Los producen distintos hongos como Glomerella, Phomopsis. Podar y quemarlas ramas que tengan chancros y si es en el tronco, sanearlo con una navaja bien afilada. Estos hongos entran por heridas.

- Caída de capullos.

- Antes de abrirse la flor, la caída de capullos puede ser por defectos en el abonado o por cambios bruscos de temperatura. Evita el exceso de riego, la luz escasa y las altas temperaturas.

- Clorosis o amarilleo.

- Puede ser por falta de algún elemento nutritivo del suelo o por asfixia o pudrición de las raíces.

- Golpe de sol.

- Demasiado sol puede producir en la Camelia (recuerda que es una planta de media sombra) quemaduras en las hojas o manchas marrones. Se presenta mucho cuando se lleva una Camelia que estaba en la sombra al sol.

- PLAGAS.

- Cochinillas.

- Pulgones.

- Gusanos de las raíces.

- Las plantas pueden ser debilitadas a causa del ataque de sus raíces por larvas de diversos escarbajos (Anoxia, Phylloperta, etc.). Tratamiento al suelo en primavera y verano, porque en invierno se encuentra a mayor profundidad.

- Arañuelas.

- Diversos Ácaros atacan a las hojas.

- No mojar las flores para evitar pudriciones (Botritis).

- Las lluvias con temperatura suave pueden hacer que las camelias blancas y rosadas se infecten con botritis. Se previene con fungicida.

- En primavera, cuando inician su descanso para formar nuevas hojas, aplique mensualmente hasta que entre el otoño, un fungicida como Captan o Thiram a modo de prevención.

- Si aparecen manchas en las hojas, repita la operación en el verano.

- Si las hojas se ponen amarillas y los botones no abren, es posible que el suelo no tenga la acidez necesaria.

- Si los botones sanos de las flores se caen antes de tiempo, quizás le falte al suelo le falta Boro o Zinc.

- Multiplicación de Camelia:

- Las camelias se propagan por semilla, estacas, injerto y acodo.

- Para conservar los cultivares selectos se deben usar estacas, injertos o acodos.

- Las plantas obtenidas de semilla se usan en la obtención de nuevas variedades, como patrones para injertar o para setos, donde lo que interesa es el follaje, no las flores.

- Semillas.

- Las semillas se deben recoger en el otoño cuando las cápsulas se empiezan a poner café rojizas y abrirse, antes que tiren las semillas.

- No se debe permitir que las semillas se sequen antes de la siembra ya que la mejor germinación se logra si se siembra antes que sus cubiertas se endurezcan.

- Si las semillas se tienen que almacenar por un periodo largo, se conservarán satisfactoriamente si se les mezcla con carbón vegetal molido y se les guarda en un recipiente bien cerrado en un lugar fresco.

- Después que se han formado las cubiertas duras de la semilla, la germinación se puede acelerar vertiendo sobre ellas agua hirviendo y dejándolas en remojo por 24 h en el agua que se va enfriando.

- La germinación no presenta problemas en particular, pero se debe usar un suelo ácido bien drenado y rico en materia orgánica.

- Generalmente, se necesitan de 4 a 7 años para que florezca una planta de camelia obtenida de semilla.

- Estacas.

- La mayoría Camelias se producen comercialmente por estacas.

- Lo mejor es tomar las estacas a la mitad del verano, de los brotes del crecimiento en primavera, una vez que la madera ha madurado algo y ha cambiado su color de verde a café claro.

- Se usan estacas de puntas, de 7 a 15 cm de largo en las que se retienen de dos a tres hojas terminales.

- El enraice se mejora mucho si las estacas se tratan con ácido indolbutírico a 20 ppm durante 24 h.

- Las estacas se enraizan mejor bajo humedad elevada, bien sea en una estructura cerrada o bajo niebla.

- Las camelias también pueden iniciarse por estacas con yema y hoja.

- Injerto.

- Las camelias se injertan con frecuencia no sólo para producir plantas de vivero, sino para cambiar las variedades de plantas viejas ya establecidas.

- Como patrones se pueden usar plantas obtenidas de semilla o estacas enraizadas de Camellia japonica o Camelia sasanqua, pero deben ser plantas fuertes y bien enraizadas antes que se intente injertarlas.

- En la propagación en invernadero de esas plántulas, es apropiado alguno de los métodos de injerto de costado.

- Para injertar plantas establecidas más grandes, se usa tanto el método de hendedura como el de corteza.

- Es mejor si se practica en la primavera 2 o 3 semanas antes que se inicie el nuevo crecimiento.

- Tanto el patrón como la púa deben estar en reposo en la época de hacer el injerto.

- Se visan púas de varios centímetro; de largo tomadas de ramas terminales que tengan una o dos hojas.

- Y varias yemas latentes insertándolas en la planta patrón, la que se corta 5 a 8 cm arriba del nivel del suelo.

- En el injerto de hendedura, los patrones más delgados de 1,5 cm de diámetro se deben envolver firmemente con hilo de rafia para mantener la púa en su lugar.

- Esto no es necesario en patrones más grandes.

- Una vez que se ha completado el injerto, generalmente se encera la unión, pero algunas veces no se hace.

- En cualquier caso, se debe cubrir con tierra húmeda bien pulverizada o con arena hasta la base de las hojas de la púa.

- Se puede colocar invertido sobre la púa un tarro grande de vidrio, pero se debe sombrear para evitar las temperaturas excesivamente altas en su interior.

- Una vez que las yemas de la púa empiezan a crecer, se levanta en forma gradual el tarro y finalmente se quita.

- Acodado.

- Para obtener una cuantas plantas adicionales de una sola planta madre, se puede recurrir al acodado simple en primavera.

- Para hacer esto, debe haber ramas cercanas al suelo, las cuales de preferencia deben ser jóvenes y de no más de 1,5 cm de diámetro.

- Se pueden necesitar de 1 a 2 años para que los acodos formen raíces suficientes para ser separados.

Más información en temas del Archivo del Foro:

Camelia


.: Lista de fichas de arbustos :.






Ficha de Camelia, Camelio común en Infojardín.